05 noviembre 2008

Agua del Ganges







El ganges delante de mi , me invita a sonyar con magia y espiritualidad. Un baba parece mirarme, y ahora al volver la cabeza ya no estaba; una inmensa vaca a mi derecha sigue reposando y ahuyentando moscas; gente que sube a una barca y se bendice con el agua sagrada que Shiva emano de su cabeza. Una joven se acerca y tozuda entablamos una conversacion, superficial e informativa.

Una mujer sentada en la orilla gira su cara y me lanza una sonrisa; el carraspeo de gargantas seguido de un escupitajo, bocinas y timbres son la melodia que acompanya en Risikeish.

El mono en lo mas alto del puente mira sin sorpresa a cientos de personas y motos que discurren en 1m de ancho... Una ninya se acerca a mi pidiendo dinero, comida... y conversacion, aunque detras de esta se esconden las ganas de llevar unas rupias a casa.

Y el atardecer empieza, demostrandolo con un cambio de color del cielo, amarillo brillante que pierde su intensidad y se convierte en naranja, color sagrado en india, y es entonces cuando miles de mantras cantados, campanillas suenan, familias, mujeres, hombres y ninyos van al Ganges a limpiar sus pecados con su agua y a ofrecer, a la diosa madre: El Ganges, flores, incienso y luz en forma de fuego. Y esas aguas hoy en Risikeish van camino a Varanasi, al igual que todas las ofrendas, siguiendo su curso natural hasta llegar algun dia al mar.

4 comentarios:

Flor dijo...

Soni, creo que vas a volver muy cambiada, y que vas a tener que enseñarnos mucho.

Te queremos.

Irene dijo...

tu si que sabes disfrutar de la vida!!!
sigue dandonos sta envidia sana y disfruta del resto del viaje corasâo!
muakkkk

Amparo y Adriana dijo...

Amiga y hermanita de cerebro, nos ha encantado banyarnos en el Ganges contigo y compartir su orilla, seguimos en contacto en siguentes destinos, Varanasi, Barna...

Anónimo dijo...

sonia!

que fotografias tan bonitas.
y las historias impresionantes.

un saludo!

inés.